22va. JORNADA

Testimonios de la defensa por videoconferencias y en la sala, y el acompañamiento del diputado nacional Remo Carlotto

Testigxs y víctimas sobrevivientes junto al dip. Remo Carlotto, presidente de la Comisión de DDHH de la Cámara de Diputados de la Nación.
-FOTOGRAFÍA: DIEGO MARTÍNEZ-

Con tres testimonios se desarrolló en la mañana del viernes 28 de septiembre la vigésimo segunda audiencia del 1er juicio por delitos de lesa humanidad en Jujuy. Dos de los testimonios de la defensa se realizaron a través del sistema de videoconferencia, uno desde el Tribunal Oral de Mendoza y el otro desde la Cámara de Apelaciones de Córdoba. El tercero tuvo la presencia en la Sala de una víctima más del numeroso grupo de detenidos en Calilegua. Acompaño también el Presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados de la Nación, Remo Carlotto.

ALBERTO ENRIQUE CAMERUCCI: “en agosto estuve de licencia”

Alberto Enrique Camerucci, testigo presentado por la defensa, prestó su declaración desde el TOF de Mendoza, dijo conocer a los imputados José Eduardo Bulgheroni y Mariano  Braga, en tanto “no creo conocer a Vargas (Antonio Orlando)”. Militar de carrera, pertenecía al Cuerpo Profesional de Intendencia. Compartieron destino con Mariano Braga en Córdoba en el Grupo de Artillería 141 durante 1974 y 1975. Lo  recuerda como un “hombre de estatura mediana, flaco, desgarbado para caminar como secuela de un accidente” Ante la consulta del abogado defensor sobre si lo vio en 1976, responde que no lo recuerda y que en agosto de ese año estaba de licencia.

En su primera declaración, al iniciarse este Juicio, Mariano Braga defendió fuertemente su ausencia en la provincia de Jujuy en el mes de agosto de 1976, buscando coincidir las fechas con el secuestro de Julio Álvarez García. Uno de los argumentos fue precisamente que en Córdoba se detuvo a comprar un repuesto para su automóvil.

RAUL GUILLERMO TEJERINA: “No sé si se asentaba todo lo que se debía”

Este testigo también presentado por la defensa, también coincide en manifestar que conoce a los imputados Mariano Braga y Eduardo Bulgheroni, no así  a Antonio Vargas. Relata que al incorporarse como cadete al Colegio Militar de la Nación, Mariano Braga ya cursaba 2° año, luego compartieron destino en el GAM5 aquí en Jujuy en 1976 y en 2002/3 en el Cuartel de Palermo. Lo identifica por “su físico delgado, no se caracterizaba por actividad física”. En relación a si Mariano Braga participaba en los desfiles supone que “si el desfile era motorizado podría ser”. De su participación asegura no haber estado en el desfile de 1976,  en cambio guarda fotos de los años anteriores, por ejemplo “del ’74 tengo una foto con la mascota del Regimiento que era un guanaco. Los años subsiguientes la Unidad estaba de operaciones en Tucumán”. También relata que las autoridades de quien dependían, 5ta Brigada de Infantería cuyo jefe era Domingo Bussi, realizaban visitas y mantenían reuniones en la Jefatura de la Guarnición (RIM20), de las que no recuerda si Braga participaba. Tampoco recuerda quien era el Oficial de Claves en el GAM5. Desde la Fiscalía le realizaron consultas referentes a los asientos en los Legajos. “La norma establece asentar todo menos la actividad diaria, pero no se si se registraba todo los que debía hacerse. Los efectivos éramos informados por ejemplo a que área estábamos afectados pero no incluía la misión que se nos asignaba”. Aunque un poco más adelante dice”consta en el Legajo la salida y la comisión también debería ser registrada”.  Respecto a la ropa de uniforme dijo que por “razones de seguridad el GAM5 se distinguía por el uso de una campera de montaña (lana) color marrón y el casco ya que “cualquier elemento extraño que ingresara al cuartel podía conseguir el uniforme tradicional y  necesitábamos proteger el armamento”

 LUIS VICTOR ESCALANTE: “De miedo firmábamos los papeles en blanco”

Otra de las víctimas del grupo de Calilegua, Luis Víctor Escalante, recuerda que una noche de julio de 1976, a eso de las 2 o 3 de la madrugada, la policía de la Provincia lo saca de su casa” a la Comisaria del pueblo donde me toman los datos personales, luego a Gendarmería Nacional en Ledesma y después destino incierto. Supe por versiones que era Guerrero”.  Ahí tenían interrogatorios constantes con torturas,  día por medio les daban agua y todo el tiempo permanecieron vendados “Todo era maltrato, después de la tortura nos hacían firmar papeles en blanco que por supuesto de miedo firmábamos”. Cuenta que después de un tiempo los trasladaron a la Central de Policía  donde “nos blanquearon, a Brandan (Carlos), Romero y Casiano Bache, de ahí nos llevan al Penal de Gorriti, al Pabellón 14” Y sus recuerdos sobre maltrato se renuevan “nunca tuvimos atención medica, un preso común Ramírez que hacia la limpieza se compadecía de nosotros y nos llevaba aspirinas”. Puede recordar también que” Vargas o Narváez estaban a cargo del Penal”. Luis V Escalante también formo parte de los trasladados hasta La Plata, a la Unidad Carcelaria 9, del viaje se acuerda que “en un avión celesta y blanco se llevaron las mujeres, nosotros los varones íbamos como prisioneros de guerra. La recepción en La Plata fue la famosa calle de la amargura” Después de un tiempo sucede la visita de Amnesty International, le ofrecen el exilio y logran su pasaporte. Cuenta que” el rostro de Bulgheroni no lo olvido nunca, en Coordinación General, después que había decidido acogerme al exilio, se presenta este señor y me dice si no tengo causa por qué me quiero ir, y yo le contesto que me dejen libre para estar preso prefiero irme”. Finalmente, el 9 de julio de 1978 le dan la libertad.

Recuerda a Bulgheroni como uno de los torturadores en Guerrero y también como uno de los oficiales que los trasladaron desde el Penal de Gorriti al aeropuerto. Lo más trágico en este relato es comprobar pór los dichos de la victima testigo y por lo manifestado por uno de sus victimarios que nunca tuvo acusación.

Dos Decretos del PEN, 1785/74  y 1905/78 quedaron incorporados en la causa a pedido de la defensa del imputado Braga. Quedo acordado que el Dr. Hernán Vidal, pedido por la misma defensa, se incorpore en la Cámara de Casación y se le rechazo por improcedente, su pedido de incorporación de copias de declaraciones previas de uno de los testigos victimas.

Respetando la determinación del TOF, la semana siguiente habrá receso y las audiencias se reanudan el próximo jueves 11 de octubre.

Silvia Martínez, para el

Equipo de Comunicación de apoyo a los Juicios por delitos de lesa humanidad en Jujuy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s