Orlando Agüero

“El poder político y el económico estuvieron siempre ligados, y este juicio en particular denuncia esa alianza”

 Por Hernán Paganini

Orlando Agüero es editor miembro de Editorial 3 Ramones

 -¿Qué te produce, qué te mueve el saber que en Jujuy estén empezando los Juicios por los delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictatura?

-A mi me llenó de alegría porque, por más que llegue tarde la justicia, que llegue algún día. Una cosa que me pareció muy positiva es que en el juicio se involucren a las autoridades de la empresa Ledesma S.A., porque siempre supimos que Ledesma había estado involucrada, que había prestado las instalaciones, los vehículos para la noche del apagón, que ellos se habían encargado de redactar prolijamente las listas de gente que después resultó detenida o desaparecida.

“¿Por qué digo que me parece valioso? Porque el poder político y el poder económico estuvieron siempre profundamente ligados, y este juicio en particular denuncia esa alianza, y explica el por qué de una represión tan feroz… era imprescindible disciplinar a la sociedad, ponerle reglas, límites, para que el sistema siga funcionando de la manera en que le sirve a los capitalistas. Encima se dieron el gusto de esconderlo, hace poquito leí una carta abierta de Blaquier en el Pregón donde el tipo niega toda la responsabilidad de la empresa en el apagón, dice que es mentira que pusieron los vehículos… El juicio abre las puertas a que se investigue y que se vea cual es la responsabilidad real que existe.

“Uno se va poniendo viejo y entiende la importancia que tienen las instituciones en algún sentido. Me parece que a nivel de pueblo es muy importante que la justicia condene, es mucho más difícil que asumamos el rechazo hacia una época, hacia un momento, hacia una línea política si esto no está avalado por la justicia. Me encantó que le hayan dado cincuenta años de condena a Videla por la apropiación de pibes, porque varios de los legalistas que lo venían defendiendo a muerte se tienen que callar la boca, porque es la propia justicia, la institución Justicia la que está diciendo “el tipo es culpable, merece cincuenta años porque hubo un robo sistemático de niños”. Es el mismo sistema el que está diciendo “esto ocurrió, acá hay un culpable y tiene que estar preso”. Si vamos un poco más profundo tampoco es que creo en estas instituciones, pero es el mundo en el que estamos, es la música al compás de la cual bailamos.

“Se puede decir también que esto llega al cabo de muchos años, pero no deja de ser una alegría que llegue en algún momento, y en ese sentido mi saludo al gobierno de los Kirchner, porque Alfonsín ya lo intentó, Menem para nada, De La Rúa y Duhalde tampoco… O sea, después de Alfonsín es la primera vez que se vuelve a intentarlo y se va a fondo. Esto me parece muy importante, a pesar de haya cien campos en los que tengo críticas para el gobierno, me parece que su accionar en cuanto a los derechos humanos ha sido muy importante, nos ha permitido avanzar.

-¿Qué son para vos los derechos humanos?

-Son los derechos que están vinculados con la dignidad del hombre, de la persona. Son esos derechos que se supone que son inalienables y nadie te los puede quitar: el derecho a la vida, a un trabajo, a un techo… Derechos con los cuales no se cumple, hay un inmenso sector que queda al margen; si vos sos un indigente no tenés derecho a la vida plena. Vivimos en una sociedad que tiene ciudadanos de primera y de segunda, el propio desarrollo capitalista va dando lugar a que sucedan estas situaciones. El desarrollo capitalista moderno y el dominio del capital financiero deja mucha gente fuera del interés del sistema. Esa masa de desocupados que ronda el 20% no es coyuntural, no se trata de un momento de crisis, sino que constituye un piso que acompaña a este nuevo momento del desarrollo del capitalismo. Así es este momento: funciona con una inmensa masa de desocupados, con gente que no le hace falta a la sociedad, entonces a esos sectores se los sostiene con subsidios –porque algo hay que darles–, y con palo… “Pan y palo” es la fórmula.

“Tendríamos que aspirar a otra sociedad, distinta, más solidaria, que piense primero en todos y después en las ganancias, pero así como está planteado no tenemos  solución para millones de personas.

San Salvador de Jujuy, julio de 2012.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s