Oscar Alfaro. Reportaje

“Lleva tiempo sanar estas heridas, los recuerdos traicionan,  te quebrás, pero  llegar a esta instancia renovó nuestras fuerzas porque volvemos a creer en la Justicia”
 Oscar Alfaro  fue detenido durante La Noche del Apagón en Ledesma; pasó por diferentes Centros de Detención. Eligió la expulsión del país para salvar su vida, y  se exilio en Noruega. Hoy se permite volver a soñar.

Por Silvia Martínez

-¿Cómo te sen tis ante la cercanía del primer Juicio por lesa humanidad en nuestra provincia?

– Vemos que recien se elevaron cinco causas de las muchas más  por las que venimos luchando desde hace casi 10 años. Nuestro deseo es  que se lleve  al banquillo a  todos los acusados que son más de 90 . En esta instancia solo habrá solo 5. La llegada del Juez Poviña fue importante ya que veíamos como nuestros compañeros y los imputados iban acabando su vida sin ver Justicia, asi que tener tan cerca el dia del inicio de los juicio te hace ver que la causa y los pesares valieron la pena. Para nosotros,los ex presos, también fue sorpresa el llamado a indagatoria a Blaquier, despues de 4 años que la querella lo pedia y, aunque hasta ahora aprovecho artilugios legales, esperamos tambien que el segundo intento  sea definitivo

Oscar y su familia de origen tienen nacionalidad boliviana.   En menor proporción ,aun hoy, las tierras productivas de Jujuy dan sus frutos con el esfuerzo de obreros bolivianos. 

-¿Qué datos recordás de tu detención?

-Creo que nunca olvidé nada. Me detienen en mi casa, me sacan  después de golpearme en el piso, me suben junto a mi hermano a una camioneta a la que vi el distintivo perteneciente a la Empresa Ledesma, también pude ver al responsable del operativo.  Era el comisario Ernesto Jaig que había rodeado toda el area, asi que fue impresionante. A pesar de los golpes y el susto pude ver que tambien en la calle había otra camioneta  de Ledesma. A la distancia y en el tiempo, uno entiende muchas cosas, por ejemplo que las listas de los compañeros secuestrados desaparecidos  las proporcionaba el propio Ingenio Ledesma .Cuánto dolor traen los recuerdos  de ese centro clandestino de detención y exterminio que fue Guerrero!

-Pero no fue el único lugar en el que estuviste detenido…

-No,  me salvé de allí y me dejaron preso en el Penal de  Gorriti. Alli vi a Bazan, Weis,  Patriniani . Casi 90 compañeros fuimos trasladados luego a la Unidad 9 de La Plata.¡En esa cárcel si que  nos castigaban! Y es allí donde escuchábamos entre el personal policial algunos que no pronunciaban un castellano correcto, se notaba claramente que su lengua originaria era el ingles.   EEUU no solo colaboraba con los gobiernos militares de esa época de una manera muy desvergonzada sino que se aseguraba de cumplir los objetivos.

En tu periplo también estuvo el exilio

-Si. A un grupo de detenidos nos  pusieron bajo el PEN (Poder Ejecutivo Nacional) y desde allí, gracias a la intervención de organismos internacionales que empezaban a poner los ojos en Argentina,  logro que me expulsen del país y que me acojan en  Noruega evitando que me repatriaran a Bolivia donde el dictador Banzer Suarez reprimía con  mucha saña. Se cuentan 17 bolivianos repatriados y asesinados por su regimen.   Junto a mi hermano Luis marchamos al exilio  en  Noruega.

-Ubicado en esta otra etapa de tu vida, ¿quÉ pensas que fue lo que  empujo a reconstruirte?  

-Siempre pensé: quién les dio a estos señores el derecho a decidir vida y muerte; si violaron todas las leyes como es  posible que queden  impunes. Eso me llevo y me lleva a buscar Justicia, que parece que esta llegando por la memoria de los compañeros.

-Con esos Compañeros, ¿te unía alguna  relación de afecto?

-Tres de ellos eran compañeros de promoción, con otros cuatro vivíamos  en la residencia universitaria. Lleva tiempo sanar estas heridas, los recuerdos traicionan,  te quebrás, pero  llegar a esta instancia renovó nuestras fuerzas porque volvemos a creer en la Justicia

-¿Cómo interviene el Estado en este último proceso?

-Desde el Estado Nacional sentíamos que la lucha estaba afianzada, pero desde la Provincia no habia  logros. Al contrario, cada intento una frustacion hasta la llegada del Juez actual Fernando Poviña. No solo le dio un empujon impresionante a los juicios, sino quese nos garantiza seguridad y atención como victimas y testigos. Hasta hace muy poco la contención de los compañeros mas afectados la hacíamos nosotros mismos. El Estado Nacional da  un gran respaldo institucional.

-¿Creés que los Cuerpos de Seguridad de la Provincia, Policia y Servicio Penitenctiario, han adecuado su formación a estos nuevos tiempos?

-En absoluto. Siguen usando la fuerza como poder, uno siente en la marchas como la represión esta siempre a un paso. Sé que en la actual formación de los Agentes figura como materia DDHH, desconozco quien es el docente pero seria importante que consulten precisamente a los Organismos de DDHH, para exponer y debatir nuestra vision al respecto.

  Oscar Alfaro volvió a Jujuy con muchas esperanzas, formo su familia, ejerce como docente y no abandono la lucha por la Justicia en nombre(como el dice) de “esos compañeros”. Para Oscar como para muchos militantes, pero básicamente para Jujuy, el 12 de julio sabremos que la Justicia retomó su camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s